Artroplastia de rodilla

Implantación de prótesis de rodilla

La implantación de prótesis de rodilla utilizando tecnología punta forma parte de nuestra rutina profesional. Las prótesis de rodilla utilizadas se insertan bien de forma mínimamente invasiva en prótesis parciales / unicompartimentales, bien mediante abordaje convencional en prótesis completas.

Uno de nuestros puntos fuertes es la implantación de prótesis individualizadas en la rodilla. Para este propósito, las prótesis y las herramientas de quirófano se crean individualmente mediante remodelación en tres dimensiones (3D), personalizadas para cada paciente.

Rodilla con artrosis grado 4 Preoperatorio

Definición de prótesis de rodilla:

La prótesis de rodilla es un reemplazo con articulación artificial de la articulación de la rodilla. Una prótesis de rodilla está hecha generalmente de acero inoxidable o titanio. También puede estar hecha de otros metales.

Indicación para prótesis de rodilla:

Las prótesis de rodilla se implantan cuando el cartílago de la articulación está muy desgastado, causando dolor y las terapias conservadoras ya no ayudan. Otras indicaciones para incorporar una prótesis de rodilla son por ej. la enfermedad de Ahlbäck (osteonecrosis de cóndilo femoral).

Síntomas y molestias para implantar una prótesis de rodilla:

Las molestias habituales son dolor en la propia rodilla, así como dificultad y dolor al levantarse tras el reposo. En la artrosis terminal, el dolor continúa incluso durante el reposo y por la noche.

Tipos de prótesis de rodilla:

Dependiendo del tipo de anclaje, existen prótesis de rodilla cementadas y parcialmente cementadas. Dependiendo del tipo de modelo, la prótesis parcial, por lo general unicompartimental, solo cubre el compartimento interno o externo. Una prótesis parcial se implanta cuando la rodilla tiene osteoartrosis en un lado, a menudo en el parte interna (gonartrosis medial).

Prótesis parcial medial AP

Prótesis parcial medial LAT

El siguiente tipo de prótesis de rodilla más grande corresponde a una prótesis total (la más frecuente). Esta prótesis se implanta en caso de artrosis en el espacio de la articulación interna y externa, posiblemente incluso detrás de la rótula (pangonartrosis).

Rodilla con prótesis primaria AP

Rodilla con prótesis primaria LAT

Pocas veces encontramos una artrosis acompañada con inestabilidad de los ligamentos colaterales. Una implantación de prótesis total ya no resulta posible. En estos casos y, como implante para reemplazar prótesis de rodilla aflojadas, se utilizan entonces las prótesis constreñidas.

Rodilla con prótesis constreñida (Revisión) AP

Rodilla con prótesis constreñida (Revisión) LAT

 

Cirugía de una prótesis de rodilla:

Una prótesis de rodilla se implanta sobre una incisión convencional o mínimamente invasiva en la parte frontal de la rodilla. Primero, se abren los tejidos y se exploran los huesos de la articulación. Con las plantillas de corte especial, se separan el fémur y la tibia para la implantación. Los implantes de prueba se utilizan generalmente para evaluar las características de ajuste y funcionamiento de las partes de la prótesis de rodilla. A continuación, se implantan los componentes definitivos de la prótesis. Finalmente, se revisa el área quirúrgica y se cierra la herida paso a paso. Una vez suturada la piel, se aplica un apósito estéril sobre la herida.

Postoperatorio de prótesis de rodilla:

En la mayoría de los casos, una prótesis de rodilla se puede cargar inmediatamente después de la cirugía. Las excepciones a esta regla son mínimas y dependen de la calidad del hueso. Las muletas alivian y reducen el dolor durante los primeros días después de la operación y la rehabilitación con máquinas de CMP (Movimiento Pasivo Continuo) aceleran la recuperación de la movilidad. Los apósitos se cambian y el drenaje de la herida se extrae aproximadamente 2 días después de la operación. El alta del paciente se produce transcurrido un plazo aproximado de entre 5 y 7 días. Dependiendo de la ocupación, la actividad laboral puede reanudarse tras un periodo de entre 6 y 8 semanas.