Endoscopia y artroscopia

Endoscopia y artroscopia en Marbella

Hoy en día las artroscopias en las articulaciones de rodilla, tobillo, hombro, etc. son un trabajo rutinario. Se usan tanto como base diagnóstica en dolores de larga duración como en endoscopias complejas.

La artroscopia de rodilla cuenta con una larga tradición. Con ella se puede extirpar un trozo roto de menisco, suturar roturas, realizar ligamentoplastias, reparar defectos en el cartílago, eliminar cuerpos sueltos en la articulación, etc.

También se pueden realizar microperforaciones en casos de artrosis parcial a personas jóvenes, consiguiendo así retrasar la posible implantación de una prótesis en el futuro.

La artroscopia del hombro es otro campo de aplicación para la endoscopia. Con ella se puede realizar acromioplastias (en caso de sindrome subacromial), reparar roturas del manguito rotador, alisar defectos del cartílago, reparar lesiones de labrum, del tendón del bíceps proximal, etc.

En el tobillo se pueden tratar mediante endoscopia defectos del cartílago y se pueden extirpar fragmentos de cartílago sueltos, sobre todo en caso de esguinces recurrentes.

En la cadera se pueden realizar mediante endoscopia tanto el alisamiento del cartílago en artrosis en fases iniciales como el remodeling del acetábulo en caso de choque femoroacetabular, así como la reconstrucción de lesiones en el labrum.

artroscopia marbella