Artroplastia de cadera

Prótesis de cadera y operaciones de recambio

La cirugía de cadera moderna implica la implantación de prótesis de cadera y operaciones de recambio. Estas prótesis se colocan en caso de desgaste de cadera doloroso, necrosis de cadera o fracturas del fémur en combinación con osteoartritis. Durante más de 20 años se han utilizado implantes sin cemento y, en los últimos años, toma mayor protagonismo la cirugía mínimamente invasiva, como la de vástago corto. Con la operaciones mínimamente invasivas y sus técnicas de abordaje, se implantan las prótesis con pequeñas incisiones y menor trauma de las partes blandas.

También la artroscopia de articulaciones de cadera, por ej. en el caso de un choque femoroacetabular con remodeling, es una parte esencial de la moderna cirugía ortopédica de cadera.

Prótesis de cadera y su definición:

La prótesis de cadera es un reemplazo articular artificial para la articulación de la cadera. La prótesis de cadera está hecha generalmente de acero inoxidable o titanio. También puede estar hecha de otros metales y cerámica.

Indicación para prótesis de cadera:

Las prótesis de cadera se utilizan en casos de artrosis avanzada con dolor y cuando las terapias tradicionales fracasan. Otras indicaciones para incorporar una prótesis de cadera son por ej. fracturas del fémur en pacientes mayores o necrosis de la cabeza del fémur con destrucción de la articulación.

Síntomas y molestias para implantar una prótesis de cadera:

Típicos son el dolor en la propia cadera, en la ingle y en el lateral. A menudo, los dolores típicos también persisten al levantarse, después de una fase de reposo. En la artrosis terminal, el dolor continúa durante el reposo y por la noche.

Tipos de prótesis de cadera:

Dependiendo del tipo de anclaje, existen prótesis de cadera cementadas y no cementadas. Dependiendo del tipo de modelo, hay prótesis Cup (por ejemplo McMinn) y prótesis de vástago corto. Además, existen prótesis de cadera convencionales de largo normal, y prótesis largas (para recambio de prótesis de cadera o situaciones especiales)

Cirugía de una prótesis de cadera:

Se puede implantar una prótesis de cadera a través de una sección quirúrgica anterior, anteriolateral o posterolateral. Los diferentes accesos operativos tienen diferentes ventajas y desventajas (generando más o menos calcificaciones, situándose más o menos lejos de vasos y nervios). Dependiendo del acceso operativo, habrá un riesgo de luxación ligeramente más alto o más bajo. Dependiendo de la situación del cotílo acetabular, uno y otro acceso dan una visión más general. Ningún acceso tiene solamente ventajas.

Por otro lado, hoy en día las incisiones quirúrgicas mínimas invasivas son más pequeñas que las convencionales.

Después de separar los músculos y tendones de forma suave y con menor incisión, se llega directamente al acetábulo. Este se prepara usando las herramientas quirúrgicas especiales para acomodarlo al cotilo artificial.

Posteriormente, se realizan mediciones de ensayo y se ajusta la prótesis al acetábulo original. Luego se sujeta y prepara para recibir el vástago femoral. Los implantes de prueba permiten que el vástago sea ajustado con precisión y que las características de funcionamiento de las distintas partes de la prótesis sean verificadas de modo que sea posible un ajuste óptimo para cada paciente de forma individual. Luego se implanta el vástago definitivo. Posteriormente, se realiza una revisión final al área de operación y se cierra la trayectoria del acceso a la operación – paso a paso -. Finalmente, se realiza la costura de la piel y la fijación con un vendaje estéril.

Tratamiento postoperatorio de prótesis de cadera:

En la mayoría de los casos, una prótesis de rodilla se puede cargar inmediatamente después de la cirugía. Las excepciones a esta regla son mínimas y dependen de la calidad del hueso. Las muletas alivian y reducen el dolor durante los primeros días después de la operación. Los apósitos se cambian y el drenaje de la herida se extrae aproximadamente 2 días después de la operación. El alta del paciente se produce transcurrido un plazo aproximado de entre 5 y 7 días. Dependiendo de la ocupación, la actividad laboral puede reanudarse a las 6 semanas.

Cadera Izquierda Preoperatorio

Cadera Izquierda Postoperatorio